Los dosificadores sólidos, son máquinas que contienen un mecanismo con el objetivo de suministrar cantidades determinadas de un producto o sustancia.

En estas máquinas se encuentran unos sistemas rotativos con control volumétrico para que las cantidades sean las adecuadas y programadas con el menor margen de fallo posible.

Son utilizados en todo tipo de industrias como la alimenticia, cosmética, médica, detergentes, insecticidas, etc…

MDS